Sorella, 2000

 

Producción: Leucos

www.leucos.com

La demanda era diseñar una luz de aplique de pared, aunque con limitaciones en su volumetría para cumplir las restrictivas legislaciones internacionales. La idea base fue jugar con un cuadrado, pero dándole volumen aprovechando la maleabilidad del vidrio. De esta forma es posible, inclinando la pantalla desde su eje central, orientar la luz hacia el suelo, el techo o un entremedio. El nombre viene de la toca de una monja por su semejanza formal.