Banco Perforano, 1996

 

con Lluís Clotet

Producción: Bd Barcelona Design

bdbarcelona.com

Tras veinte años de experiencia con el banco Catalano, Clotet y OTB decidieron solventar algunas deficiencias que habían detectado. El único punto débil era el vandalismo y una cierta sensación de falta de confort que produce el deployé en los glúteos. Por tanto, se sustituyó éste por una plancha plana, con perforaciones redondas de acero galvanizado o pintado.

    A nivel compositivo se dividió en dos partes, asiento y respaldo, y se realizaron algunos ajustes alargando el módulo de 100 a 125 centímetros. Significaron, sin duda, mejoras, pero la magia del original de 1974 sigue impoluta.