Dalí, 2012

 

Exposición en el Centre Georges Pompidou.

París

 

Oscar Tusquets Blanca con Laurence le Bris

Comisarios:

Jean-Hubert Martín, Jean-Michel Bouhours, Thierry Dufrêner y Montse Aguer

La mayor restrospeciva sobre el Maestro del Surrealismo realizada hasta la fecha se exhibe desde el pasado miércoles 21 de noviembre en la sexta planta del Centro de Arte Contemporáneo George Pompidou.

    Más de 200 obras (pinturas, esculturas, dibujos, objetos, libros…) junto con decenas de filmaciones extraordinarias (El Perro Andaluz de Buñuel, anuncios publicitarios, proyectos de teatro, performances con la espléndida Amanda Lear, actuaciones en directo por televisión para desmantelar a Piet Mondrian…) consituyen un recorrido inédito y espectacular sobre la obra del genio ordenado cronotemáticamente.

    OTB ha colaborado en el montaje siendo el principal responsable de la Sala Mae, la Sala de cine (con siete dalilips blancos iluminados por dentro y convertidos en lámparas-sofás) y el espacio del cerebro.

 

Mae West en Dalí Pompidou

 

"Esta sala es una interpretación de la realizada en el Teatro Museo Dalí de Figueres por Salvador Dalí y el arquitecto Oscar Tusquets Blanca en 1975. Durante la construcción del museo, el arquitecto propuso al Maestro una interpretación espacial partir del cuadro Rostro de Mae West utilizable como salón que se encuentra en el Art Institute de Chicago. Esta pintura transforma la cara de la estrella de Hollywood en una sala: el cabello se convierte en una cortina; los ojos, en unas vistas de París; la nariz, en un hogar; los labios, en un sofá… Parecía muy interesante construir un espacio real que visto desde un determinado punto reprodujese el cuadro daliniano que, a su vez, representaba un espacio virtual.

Lo elevado del punto de vista de la pintura obliga a que los visitantes de la instalación de Figueres asciendan por una escalera hasta alcanzar la altura correcta de observación. Esta es la segunda ocasión en que la Fundación Gala ha dado su conformidad a la interpretación de la Sala. La primera fue con ocasión de la exposición del Palazzo Reale de Milán. Como la Fundación exigía una interpretación, no una reproducción fidedigna (hay que tener en cuenta que la sala Mae West es la más destacada por los visitantes entre todas las del Teatro-Museo), Tusquets pensó que una alternativa muy sugestiva sería no tener que subir una escalera para alcanzar el punto de vista idóneo sino que, instalando una cámara en el mismo y una gran pantalla frente al sofá, los visitantes pudieran verse a sí mismos sentados en la boca de Mae West. Semanas más tarde, Montse Aguer, la directora del Centro de Estudios Dalinianos, dio con una antigua entrevista en la que el Maestro -a pesar de la precaria tecnología de aquel tiempo y demostrando su visión profética- ya tenía en mente este recurso, recurso que nunca se llegó a utilizar en Figueres pero que ahora, treinta y seis años más tarde, hemos podido hacer realidad.  El montaje del Centre Pompidou mejora sin duda el realizado en Milán, hemos corregido pequeños defectos, es más espectacular y fiel a la pintura original".

    OTB, febrero 2012

 

Pies de foto, de arriba abajo:

La sala de cine.

La Sala Mae West.

Dalí en el huevo-útero.

Montaje de la Sala El Cerebro.

OTB fotografiándose en la Sala Mae West.

Entrevistas a Amanda Lear  y al comisario Jean Michel Bouhours ante La Carolineta en la Sala Teatralité.